19 junio 2008

¿Otra vez? ¿Qué pretenderá esta felicidad?

Colorearme de marrón, de iluminados celestes y verdes,

pero extrañablemente acompañados de filosos blancos y grises.

Vienen tan rápido como lo hacen también tus lamentos,

se conservan apasiguada y comprensivamente (oh..) en mi corazón,

y me duelen, me duelen. ¡Maldita razón!

Esta felicidad de color impotencia

es pintada por tu,

¿dolorosa?,

y cargada melodía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: