She puts her makeup on
like graffiti on the walls of the heartland

She’s got her little book of conspiracies
right in her hand

She is paranoid like
endangered species headed into extinction
She is one of a kind
She’s the last of the American girls

She wears her overcoat
for the coming of the nuclear winter

She is riding her bike
like a fugitive of critical mass
She’s on a hunger strike
for the ones who won’t make it for dinner

She makes enough to survive
for a holiday of working class

She’s a runaway of the establishment incorporated
She won’t cooperate
She’s the last of the American girls

She plays her vinyl records
singing songs on the even of destruction
She’s a sucker for
all the criminals breaking the laws

She will come in first
for the end of the western civilization
She’s an endless war
like a hero for the lost cause

Like a hurricane
in the heart of the devastation
she’s a natural disaster

She’s the last of the American girls

How insensitive

9 mayo 2010

The skin is the largest organ in the body. It protects us, holds us together, literally lets us know what we are feeling. Skin can be soft and vulnerable, highly sensitive, easy to break. Skin doesn’t matter to a surgeon. He’ll cut right through it, go inside, find out the secrets underneath. It takes delicacy and sensitivity.

No matter how thick-skinned we try to be, there’s millions of electrified nerve endings in there, open and exposed and feeling way too much. Try as we might to keep from feeling pain, sometimes it’s just unavoidable. Sometimes that’s the only thing left. Just feeling.

10 abril 2010

Hacé click para ver la imagen más grande :)

Sí..será que tengo una manera muy particularmente infantil a la hora de expresar que algo me conmovió, que me entregó una amorosa emoción, completitud…y aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhh, me encanta..

4 marzo 2010

Si pudiera decir que una serie es una persona, diría que…Grey’s Anatomy es el amor de mi vida.

10 febrero 2010

Sos como otro mundo para mí, un escondite a descubrir, un lugar para querer; el mejor lugar, el que no querría reemplazar. A veces sos todos mis posibles sueños; en vos todo se puede cumplir, pero sé que si se interpusiera algo, con vos todo se pasaría. No sos ideal, sólo hay un encanto que me persigue, irracional y que me motiva. No sé dónde estás, por dónde caminás, qué mirás, qué añorás, no sé quién sos o cómo sos. Únicamente me envuelve el recuerdo increíble de haberte tenido cerca, de casi palpitar tus emociones tremendamente perceptiles y audaces, de haber sido en más de una ocasión, tu cómplice, tu rehén, tu dependiente, tu objetivo; de haber sido compañera de gestos y miradas, de haber pertenecido a tus ojos.

Y acá en la distancia sigo contemplándote con la más dulce, graciosa y auténtica ingenuidad. Mientras tanto, te vayas o yo me vaya, siempre voy a querer ser tu blanco para observar, tu oportunidad, tu refugio, tu perseverancia, tu cómplice inocente, tu posible acompañante de viajes excitantes y románticos. Y vos, para siempre en el silencio, continuarás siendo mi pasión serena por descubrirte. Es decir, creo…mi fantasía.

pieces of me

9 febrero 2010

He took little pieces of me, little pieces over time, so small I didn’t even notice, you know?

23 enero 2010

Ayer soñé que iba y/o ayudaba a Haití con Robert Downey Jr., y él estaba vestido medio desprolijo; no sé si tenia el vestuario de Sherlock Holmes o el de Charlie Chaplin. Estábamos en una casa enorme, y lo que recuerdo es que había muchas escaleras, objetos de madera bien oscura y limpia, y sillas antiguas y grandes. Medio por encima, o antes o después, soñé que estaba en un departamento con Derek Shepherd y Meredith Grey (Grey’s Anatomy), muy iluminado, medio desordenado: muy departamento al estilo de los que están en alquiler en Mar del Plata, o cualquiera en la Costa. Yo…muy cariñosa con Derek, y nos reíamos mucho; y a pesar de todo, siempre en mente que Meredith estaba en la cocina. En un momento vamos al baño para hacerle chistes a Meredith, y yo abro una ventanita larga y angosta, con un caño oxidado que era parte de ella. La vemos a Mer através de ésta y vemos también la cocina: Toda con azulejos de color azul coral, muy brillante e intenso. Hacía muchísimo calor y había un montón de humedad.

Cuando me desperté, traté de encontrarle una lógica, un seguimiento al sueño entero; para probar si podía entenderlo, si se asociaba a algo personal mío, si quería explicar alguna inquietud profunda disfrazándose de otros personajes y lugares. Pero no…y eso me llevó a pensar otra cosa. A veces, a las cosas simples les busco la complejidad, con el objetivo de entender,  analizar, y seguir teniendo autocrítica conmigo o con mis vivencias. Pero..¿Es tan necesario? Sólo fue un sueño sencillo, sin ningún mensaje a mi misma, sin ningun recordatorio sobre las cosas que tengo que mejorar, cambiar ó comprender. ¿Y si por ahora, no tengo que hacer nada de esas cosas? ¿Y si realmente…yo sí estoy acertada? ¿Y si..yo no he tenido la culpa?

19 enero 2010

Me pierdo entre las palabras de los que no ven, en esos sonidos entremezclados que parecen eternos. Me pierdo en la duda que generan. Me pierdo entre los que más gozan y desconocen. Pero yo sigo ahí, contemplando, pasiva como siempre, receptora de vulgaridades. Me hundo en la tranquilidad y en la razón; sólo estoy yo ahí, entendiéntote, escuchándolos.

Renace un límite tan dejado atrás, pero que en el día de hoy, sigue conservando y produjendo un pulso dentro mío tan invencible; como si éste quisiera recordarme de mi mortalidad ante las palabras, de mi vulnerabilidad ante los gestos y emociones crueles ajenas. Quiero detener con toda mi lógica y optimismo, esta pequeña hipertensión, pero me envuelve el recuerdo de su incapacidad de conmoción, que viene una y otra vez a apretarme la concienca y el corazón. Estoy deseando alejarme de estos seres, apartarme como si yo no existiera, como si mi existencia no haya sido real. Elijo el olvido de mi persona, antes que en vida escupan aquellas faltas, que sólo ellos perciben, que cometí.

Abrácenme con toda la piel, porque de esta manera, puedo mostrar y sé; lo que soy y lo que hago, y lo que quiero.

1 enero 2010

Quiero acostarme y mirar, mirar el infinito, quedarme así, no sentirme más, ni siquiera el más mínimo movimiento. Permanecer quita, percibirte en mi imaginación, pero sólo de una mejor manera. Más veloz, más presente, más en mí. Deseo tocarme la cara y que me mires mientras lo hago, que te genere abrazarme, sentirme la angustia, la soledad sobre la piel, pero sin dejar de observarme, de meterte en mi ser, en mis frustraciones y penas. Convertirte en mi anhelo, en mi única persona, en mi sueño. De repente, levanto la mirada y me encuentro únicamente con mi pensamiento, con este interior tan detestado y predecible. Aquí es cuando mis más desconocidos adentros prefieren insertarse en un mundo de suavidad, de inmovilidad eterna, donde el amar provoque alejamiento. Sólo quiero dejarme llevar por otras sensaciones que me trasladen, de la mejor forma que ellas mismas saben hacer, hacia otra dimensión; de abstracción, de colores y aspiraciones posibles. Finalmente, me queda aceptar que estoy donde estoy y que soy lo que siento. Pero que éso lo sé yo. Mientras tanto, significo carne, movimiento e inexpresión, para el resto. Me quedan estas manos, que al menos acarician mis sábanas, mis ojos, estas hojas. Y así, me siento viva.

Querido 2010, ¿nos tomamos un té y comemos churros?

Infinito

31 diciembre 2009

Qué dolor, este amor, este amor incondicional, no correspondido y eterno. Qué dolor. Este amor, interminable. Por vos.

14 diciembre 2009

Realmente ya no sé qué es extrañar a alguien, no sé qué significa para mí extrañar, y tampoco entiendo las razones. Yo suelo guardarme sensaciones demasiado profundas en mi interior, sólo en mí; son tan individuales y auténticas, que me da mucho temor abrir ese pequeño mundo, al resto. No me sucede con todas las personas, pero este sentimiento de extrañar, me cuesta tanto hacerlo notar. Supongo quizás, es una manera de que se vaya, de que desaparezca, de consolarme, de sanarme, de abrigarme. Siento que si lo digo perderá el sentido, ésto de quererte, de añorar acariciar. Aunque es verdad, no tiene sentido ya de por sí. ¿Será lo mismo? Si relato todo, voy a caer en un llanto inexplicable, en un llando absurdo. Y no, no me gusta. No me gusta que lo sepa, no me gusta desparramar mi conciencia, cuando sé que no debo sentirme así. A veces simplemente es mejor el silencio…Aunque esto último pareciera ser una excusa para lidiar las cosas en soledad, sin dejarle rastros a los demás. O me acostumbré a solucionar conmigo misma, en silencio. Silencio. Pero no sé por qué. Yo no quiero silencio. Quiero un calor. Pero también aquél calor.. Sí, es verdad, elijo que sólo mi memoria, mi silencio y mis palabras me acompañen, porque…tal vez la nostalgia de esta manera, se iría con más velocidad, desapercibida.. ¿Y es lo que está pasando? Lucho tanto por no extrañar, por no pensar ni inventarme razones que lo único que terminan haciendo es ahogarme en insistencias de que no fuí la mejor, que no dí lo mejor de mi corazón, que no dí mi corazón entero. ¿Es así? ¿O quiero tener una explicación de ésto, extrañar? Ojalá se entere en un mundo, en un tiempo lejano, que nadie en toda la infinidad, amará y querrá como lo hice y hago yo. Pero acordarme que se piensa lo contrario, me desarma… Este amor es tan inmenso. Sin embargo, dedico mis días una y otra vez a concientizarme que extrañarte, o la idea de extrañarte con toda mi alma, debería…ser imposible.

Horas. Día. Fecha.

27 noviembre 2009

Y llega una fecha. Siempre me acuerdo de las cosas, de los detalles, de los días, de los momentos. Los días. Las fechas. Recuerdo todas las cosas. Un día puede conmoverme, un día puede entristecerme, un día puede extrañar, un día puede recordarme que estoy viva o que tal vez morí un poquito, o que quiero acariciar.
El día se acerca y espera suspirando, y cuando llega, trato de distraerme con fantasías, con los deseos que sí puedo alcanzar. Todo esto puede generarme un simple día.
Hay muchos significados que deposito en simples horas, en rayos de sol y en nubes escondidisas e indecisas; todas esas cosas que un día fueron cómplices del recuerdo que no duerme, de la imagen que no desvanece, que no pierde nitidez; dentro de mi mente. No perdés tu claridad en mi memoria, no se escapa de mi ser lo compartido de nosotros juntos, de nosotros mismos, de nosotros con nosotros.
Tanta nostalgia desnuda y pura, me dificulta subir la mirada, dar pasos. Me da miedo cuando mi nostalgia, mi particular nostalgia, me envuelve tan comprometida y tan real. Es real. El día es real. Y no puedo irme del día, de la fecha.
Nuestro día termina, pero siento su insistencia dentro mío de una manera colosal. Y ahí es cuando no quiero que se vaya, sólo para tener la posibilidad de que la fecha me de su mágica oportunidad para yo vivirla, sentirla, gastarla, respirarla, abrazarla. Pero con vos.

9 noviembre 2009

So what makes anger different from the six other deadly sins? It’s pretty simple really. You give in to a sin like envy or pride, and you only hurt yourself. Try lust or coveting and you’ll only hurt yourself and one or two others. But anger is the worst… the mother of all sins… Not only can anger drive you over the edge, when it does, you can take an awful lot of people with you.

Todos los momentos de aprendizaje que he tenido en mi adolescencia, crearon una peculiar forma de ser en mí. No voy a escribir no tolero, porque personalmente me suena algo agresivo o provocador (siempre prefiero arrugarme bien los pensamientos hasta plasmar mis sentimientos de la manera más linda y prudente.) Así que.., voy a decirlo así. Por como veo el mundo, las sensaciones y las personas, yo ya no puedo y tampoco tengo energías para recibir enojos desmedidos, rabias con miradas y mensajes profundos, retrueques, iras sin argumentación -o con mucha, que por tanta inteligencia, termina siendo muy planificada y rebuscada-. Realmente me transformé. En muchísimas cosas y frases de los demás, me veo a mí misma en un pasado; cómo yo solía reaccionar, cómo escribía, y qué esperaba de las personas (y de verdad me las pongo a pensar, no son reflexiones y recuerdos efímeros). Ahora debo admitir, que soy tan pacifista que repugno, y eso me descoloca porque me da miedo. Me he puesto inconscientemente en un lugar donde el sarcasmo, la poca sensibilidad, el melodrama expuesto, la persecusión y la exageración; rebotan, porque no los voy a devolver.

Ojalá nadie interprete esto como indiferencia, porque justamente pasa lo contrario: todas esas reacciones me afectan tanto, que se instalan de una manera descontrolada en mí (y más aún siendo tan autoexigente, ya que me cuestiono todo el tiempo mis errores -o en el peor de los casos, me los invento sin querer para encontrar una solución- con el fin de entender por qué responderían hacia mí de esas maneras). Y la razón por la cual me llegan mucho estas reacciones, es porque yo en un gran tiempo he sido así y he tratado con personajes excesivamente así.

Todo esto, eligió por mí a que yo prefiera permanecer en donde se apriecen otras cosas del otro y se busquen otros aspectos en la vida; y no dedicando tiempo a encontrar roña. Yo sostengo con todo mi corazón que siempre se puede discutir sanamente y con el alma. “Thank you disillusioment, thank you frailty, thank you consequence, thank you, thank you silence.”

-.

We’re all susceptible to it, the dread and anxiety of not knowing what’s coming. It’s pointless in the end, because all the worrying and the making of plans for things that could or could not happen, it only makes things worse. So walk your dog or take a nap. Just whatever you do, stop worrying. Because the only cure for paranoia is to be here, just as you are.

Esta última quote me consuela un montón, de vez en cuando me hace sentir..no sé cuál sería la palabra, pero creo que lo más parecido es que me hace sentir contenta; al menos por un ratito cuando alguna que otra paranoia mía se viene asomando. Escucharla con la voz de Meredith, me emociona, y me ayuda a interiorizarla,y así..be just as I am.

11 octubre 2009

Ayer lo entendí. Me impresionó mucho. Por eso digo..

¡Qué alivio que ya está!

30 septiembre 2009

No puedo explicar lo mucho que lamento no haber estado todos estos meses. Me pasaron muchas cosas, y tanta carga emocional, supongo que me acobardó y me paralicé; me quedé en el tiempo. Tal vez esa es una de las razones por las cuales no escrbí; el querer permanecer en el pasado, ya que mi cuaderno y este blog lo tienen capturado; le temí al avance, a otra vida por empezar. Es decir, por tener tantas emociones y nostalgias para plasmar, sorprendentemente me atemoricé; aunque nadie lo sepa entender o porque simplemente todavía no lo vivió, escribir te lleva a otro universo, a otro rincón, a otra dimensión, en donde sólo interactuás con la persona más profunda de tu ser; y ese proceso es doloroso; remitirte a los recuerdos y tener el deseo de explicarlos y reflejarlos, es un camino infinito y algo acongojador. Y quizás más para mí, que tengo una absurda pasión por contar todos los ángulos de mis sentimientos, exprimíendolos uno por uno. Vale la pena todo esto, ya que inconscientemente uno cree que pudo desprenderse de las tensiones, las inquietudes, las asfixias y las tristezas, porque las depositó en otro lado: el papel, el escrito, que se convierten en la huella del corazón. Un medio tierno porque soporta -o acompaña, me gusta más-, el peso sentimental de la mano, la lapicera y su tinta, la otra mano sosteniendo apenas la hoja, y obviamente, la constante mirada de uno, que irradia cantidades de emoción, deseo y dedicación, en su totalidad. Un espacio que me escucha con interés, perseverancia y, por qué no, con cariño, ya que cada renglón me observa y me espera con ansias y amor. Un lugar que no me muestra gestos de desdén, o de no saber qué responder. En fin, mi alma, mi segunda alma.

Te doy un beso, compañero de mi corazón. Sí, me voy, pero prometo con todo lo que me conforma, que mañana te visitaré con unas cuantas letras y significados. Es que, tenía una necesidad única, extraña y enorme de saludarte y contarte una introducción de mi ausencia, porque sencillamente, vos me hacés sentir viva. Asi que, no me sentía bien con mi conciencia, si no te escribía y no sabías algo por lo menos mínimo de mí.

(Martes 29 de Septiembre de 2009, 23:56)

26 octubre 2008

26 octubre 2008

(..) Parece que la vida quiere que siga experimentando para convertirme en una persona todavia más luchadora, perseverante e inteligentemente sensible. Pero por otro lado, a veces, siguen lastimándome cosas que ya viví hace mucho tiempo, y que ahora no tendrian que afectarme -o por lo menos no tanto, sería mejor-. Ya sé mucho sobre la tristeza y ya la felicidad me acarició los ojos; entonces, te pregunto a vos, vida, ¿cuánto más tengo que aprender? ¿Ya no es suficiente?

¡Detesto cómo hablo! Siempre con este tono…

Por esa razón deben pensar que lo que digo es estúpido y exagerado.

¿Soy la única en el universo que ama lo sentimental y también explicarse con precisión y detalle?

¡Desearía ser más sencilla!

..that I would be good

17 octubre 2008

No todas las personas pueden entender las cosas que digo, pienso o reflexiono. A veces llego a pensar que tanto es lo que siento por un objeto, un recuerdo, un sueño, o una persona; que es colosal. Tengo infinitos sentimientos abstractos en mi mente, en todo mi ser. Es tanto lo que siento hacia una persona, hacia una idea, hacia una expresión.

Ese camino que recorrimos cómo me hubiera gustado que haya sido eterno. Cada paso que dábamos era más sufrido que el anterior. Ese silencio que decía todo. Esas miradas al vacío, al infinito, para evitar el dolor de vernos a los ojos con amor. Ese escalón pequeño que tan visitado por nosotros en noches magníficas, y que siempre nos esperaba; esta vez significaba el adiós. El fin de nuestra historia. El fin de nuestra historia de amor.

Aquella caminata corta fue la más triste; ¡maldita tú, Luna, que me mirabas y de todas maneras no me salvabas del dolor!

Ojalá pudiera sentir el calor de tu cuerpo, de tus manos, de tus mejillas, otra vez.

22 septiembre 2008

Este textito lo leí hace un rato en un fotolog, y me gustó porque me ayuda a expresarme un poquito:

“Los que nos comprometemos, los que somos honestos, los que amamos con todo, amamos de manera inconveniente y amamos de una manera anormal. No estoy hablando de un asesino, de un amante con un cuchillo, sino de amar de verdad a una persona, de amarla con todo. Y eso, por naturaleza, te lleva a no amar a otra persona de manera igual. La gente que no esta acompañada, en general, se compromete poco”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.